SLIDER

La sillita amarilla y su feliz historia

15.9.14


Nora nos regaló la sillita amarilla cuando sus hijos crecieron, y los nuestros eran chiquitos.
¡Pero los nuestros también crecieron! Y la sillita quedó guardada. Son esas cosas de las que uno no se puede desprender. Porque les tiene cariño. Porque tienen historia. Porque son importantes. Porque son lindas, únicas y especiales!


Cada tanto está bueno hacer orden. Y revisar las cosas que uno tiene guardadas. Así volvió a aparecer la sillita amarilla. Y yo pensé que no se merecía estar ahí guardada. Que era justo que vuelva a vivir.

Claro que cuando la ví, y decidí volverla a la vida, tuve mil delirios creativos acerca de qué hacerle. Pero cuando le conté a Nora, me dí cuenta que ella la quería igual que antes (aunque me dijo que haga lo que quiera). Y yo justo venía muy inspirada con dos "amarillos" en los blogs de Ro y Lote 93.

 Estaba en bastante mal estado y sacar la pintura que tenía no fue fácil. Tuve que ponerle algunos tornillos que le faltaban y clavar un poco partes que estaban sueltas o flojas. 

 Me la llevé un par de veces conmigo a la quinta, para trabajar también el fin de semana. 
¡Persevera y triunfarás!

Llegó el día de su nuevo nacimiento. Ya estaba lista en la sala de operaciones.

Primero una mano de blanco.

 Y después varias del "famoso" amarillo.

 Las vueltas de la vida. Nora hace casi un año fue abuela. Felix está en el momento justo para usar la sillita amarilla. La misma donde se sentó su mamá. ¿No es lindo?

Nora va a hacer un viaje fugaz al pasado cuando vea a su nieto sentado en esa silla. 

 Así volvió a su hogar, después de haber estado varios años en el nuestro, un viernes a la noche.

 Felix tiene en la casa de su abuela un cuarto sólo para él. Afortunado Felix! Afortunada Nora!
Ahí quedó la sillita amarilla que era de su mamá (perdón, era de noche). Esperándolo a Felix.
¿Se sentará también dentro de unos años un hijo de Felix?

Adoro recuperar estas piezas únicas, especiales, con carga emotiva. No las dejes guardadas ... avisame y las volvemos la vida ;)

Un banco para vivir mejor

5.9.14

Yo creo que fue hace más de un año que vi en la casa de mi hermano un banquito de meditación. Banquito que existe, banquito hacia el cual soy atraída mágicamente. Fanática de los banquitos. Mi alma curiosa fue a investigar de qué se trataba … 3 tablas de madera: 2 laterales y 1 de asiento con inclinación. Inclinación que permite sentarse sobre tus rodillas, en la mejor postura para tu columna (bien derechita) y no morir en el intento. Lo mejor para meditar y hacer ejercicios de respiración cómodamente y que el aire fluya por tu cuerpo.


Mi primer banquito de meditación fue un regalo para Ignacio Escribano, quien fue mi instructor en el Arte de Vivir. Además de ser una bella persona, nos regala una música que hace bien al alma.
[Siempre trato de hacer las cosas pensando en quien las va a recibir. Pueden ver en este banco una frase de Sri Sri Ravi Shankar que dice "Conoce la respiración, conoce la vida." Canciones del alma son las que hace Ignacio con su grupo Indra. En los laterales colores y patrones de Matisse, que cantan y bailan. Pueden ver más de este banco en FCBK]
De ahí en más, ya son varios los que tienen su banco omm, incluyendo dos instructoras de yoga que lo tienen en su sala (gracias Marion y Ana!). Para mí es un placer especial saber que estoy haciendo algo que le hará bien a otro.

El banco omm es ideal para meditar, respirar, encontrar un momento de paz. Pero también para sentarte cerca del piso, de la forma más cómoda y saludable para tu espalda. Además, es lindo. Y seguro queda bien en algún rincón de tu casa. Lo puedo hacer personalizado, con lo que más te guste. No es grande ni pesado, pero es bien firme. 

Si además tenés ganas de usarlo para meditar ... ¡genial! Tener un lugar cómodo para hacerlo es un primer gran paso que podés dar. Está más que comprobado que la meditación es una práctica beneficiosa para todos. Muchos artistas, emprendedores, escritores y otros trabajadores creativos, consideran la meditación como una herramienta para conectar con su estado mental más creativo. La ciencia respalda la idea de que la meditación realmente puede activar el poder de la mente de muchas formas. Las prácticas de meditación pueden ir ligadas a una mejora de la memoria y de la concentración, a un mayor bienestar emocional, a una disminución del estrés y de la ansiedad, y a una mayor claridad mental; y todo ésto ayuda a fomentar la capacidad de pensamiento creativo.

Acá pueden ver la forma más fácil para sentarse en el banco omm en la postura clásica (usada para meditar), apta incluso para "no ágiles". 
Aunque los budistas meditan mientras están acostados, mientras caminan y mientras realizan otras actividades, la meditación en posición sentada es la forma más común para la mayoría de nosotros. Pero sentarse "normalmente" presenta algunas dificultades, porque en general no estamos acostumbrados a quedarnos quietos y sentados mucho tiempo y quedamos doloridos (especialmente en las rodillas, la cadera y los empeines). ¡Con el banco omm no te duele nada, es cómodo y tu columna está derecha sin esfuerzo!


La postura clásica es la más común entre quienes usamos el banco omm, pero yo ya descubrí otras posibilidades. ¡Quizás vos encontrás más!


Cruzadas te permite sentarte con las piernas cruzadas, para meditar pero también para jugar un juego de mesa en la mesa ratona, mirar tele o jugar con los chicos en el piso.




















Escritorio es ideal para la cama o el piso, y apoyar en el banco la compu, un libro o un cuaderno. ¡Hay chicos que lo usan como mini escritorio portátil para hacer la tarea!


Ayuda es como cualquier otro banquito. ¡Todos los banquitos ayudan, esa es su esencia! Aunque está un poco inclinado, lo podés usar para llegar a ese lugar un poco alto. Es muy estable.

Pies es un uso que a mucha gente le ayuda a relajar la cintura. Si tenés que estar muchas horas sentada (en la compu por ejemplo), estar un rato con los pies sobre el banco es muy cómodo y descansa la espalda.

Amo este producto porque estoy sinceramente convencida que hace bien. Si querés ver fotos de los bancos que ya hice podés mirar en Facebook. Para muchos, fue el punto de partida para un cambio de vida, para una vida mejor. ¡Ojalá sea así para muchos más!
© taller mAnUfActA • Theme by Maira G.