SLIDER

Escrito a mano - lettering te quiero

26.3.15

Desde siempre amé la escritura a mano. Siempre quise tener una letra más linda de la que me había tocado, y admiré a los que la tenían [porqué las diseñadoras gráficas tienen tan linda letra?].
Pero un día entendí que la mía no estaba tan mal y que a muchos les gustaba :)) Así fue como las cosas escritas a mano siempre tuvieron mucha presencia en mi trabajo en taller mAnUfActA.

El logo nació a partir del sello que yo hice a mano, con mi letra.

Las tarjetas siempre las hice a mano, una a una. Escritas a mano. No hay dos iguales.

El pincel que le regalo a las chicas que vienen al taller también está escrito a mano.

O el cartel que también se llevan de recuerdo.
Varios banquitos o muebles intervenidos han salido del taller con una frase personalizada escrita a mano, lo que los hace todavía más especiales.

Para mí la escritura a mano es sinónimo de algo único (no hay dos personas que tengan la misma letra), personal, auténtico. De alguien que se tomó el trabajo de hacerlo así, aunque lleve más tiempo y más trabajo. De amor y pasión por los detalles. 

Lettering se traduce como "letras dibujadas a mano". Es algo más que escribir con lindas letras (que sería caligrafía), requiere más dedicación y creatividad. Hace rato que lo tengo dando vueltas, admirando a quienes lo hacen y queriendo aprender a hacerlo. Y como los deseos generan energías, un día me crucé con el trabajo de Agus Patrón Uriburu [creo que gracias a la genia abre cabezas de Vero Mariani] y lo adoré. La conocí a ella y la adoré.

Nos encontramos a charlar un día y me regaló este divino cuaderno, que es ahora mi cuaderno de caligrafía y lettering.

Y también esta postal que me inspira cada día en el taller. ¿No es hermosa?

Y como sabemos que las casualidades no existen, un día haciendo orden, encontré este libro que era de mi hija [obviamente en su momento se lo regalé yo, más para mí que para ella]. Se vino conmigo este verano de vacaciones y algo hice, pero mucho menos de lo que querría.

Después de uno de mis encuentros con Agus, le escribí diciendo: "vos no podrías dibujarme mi frase?" Y ella hizo algo maravilloso que pueden ver acá en sus ¡6 versiones!

 

 
Me tienen enamoradaaaaa. ¡Gracias miles Agus!



 Y voy probando distintos fondos donde aplicarla (pueden ver en Facebook que ya cambié mi foto de portada).
¡Este año sí o sí hago algo de lettering! Espero que Agus me ayude ;)
¿Hay más fanáticas por ahí?

Vacaciones crafty

16.3.15

Hola!!! Tanto tiempo!! Volvimos de vacaciones y la casa, el colegio, los trámites y la vida misma se apoderaron de mí. Pero conseguí que me liberen un rato para poder terminar este post ;)
Las que me siguen en Instagram ya saben que estuvimos en Córdoba y que el buen tiempo no nos acompañó. Peroooo, madre previsora vale por dos ... y cuarenta años de veranear en el medio de la sierra me han enseñado algunas cosas ... Por ejemplo, llevar materiales / ingredientes varios para entretenernos en casa. ¡Estos marcadores indelebles que hace unos años me regaló la gente de Bic fueron grandes protagonistas!

Yo, por ejemplo, los usé para pintar algunos mandalas. Siempre amé pintar con marcadores (más que con lápiz) y no me molesta que quizás se vea un poco el trazo porque disfruto mucho el momento en el cual lo estoy haciendo. ¡Está bueno disfrutar el proceso sin pensar tanto en el resultado!

Las chicas (#hijamenor fue con amiga - #hijomayor fue con novia) juntaron muchas piedras que después fueron pintando.

Nos tocó San Valentín y también crearon piedras alegóricas.

Flor mandálica by Flor. Para quienes vienen de invitados es como  un ritual pintar una piedra. Es como parte de un bautismo.

También se animaron y pintaron piedras oscuras. Quedaron muy bien!

Claro, este es un ritual y una linda costumbre que viene de hace años y se va pasando de generación en generación. Esta piedra la pintó mi papá hace ya tiempo. Tengo fotos mías de muy chiquita pintando piedras, y mis hijos -por suerte!- han seguido la linda costumbre.

Ésta era una escena casi cotidiana, porque tuvimos varios días de lluvia. La verdad, no nos importó mucho y disfrutamos las actividades in house.

Hice un poco de lettering ... Bahhh, ésto no es lettering, pero yo me lo vendí así.


Y también un poco de una técnica que se llama Zentangle. Ya les voy a contar más!

Flor colaboró a las vacaciones crafty llevando materiales copados. Corrió serio riesgo que le robe estos sellos antiguos. 

Ella sí hizo cosas más elaboradas de lettering.

Por suerte también llevamos los hilos!! Muchas horas pasaron haciendo nuditos y creando pulseras, tobilleras y collares de todo tipo y color.

Algunas super elaboradas con técnicas que me superan.

Otras para dúo de amigas.

Y por suerte una para mí también!! :))

Claro, no faltaron las harinas. Muchas ricuras no pudieron ser fotografiadas por falta de luz o porque desaparecieron demasiado rápido. Los waffles por ejemplo, tortas, chipá, pizza ...

                             Pero para muestra tienen una cookies crocantes y deliciosas ...


y un muffin de banana y chocolate en un día de tormenta.

De nuestras vacaciones en las sierras de Córdoba una de las cosas que amo es que es como volver a lo básico. No hay nada para comprar ni consumir. Estamos tranquilos en casa, en la sierra o en el río. Caminamos, leemos, dibujamos, cocinamos, charlamos, jugamos juegos de mesa, vemos películas y nos reimos mucho. Siento que han sido parte fundamental de la educación de mis hijos. Que desde chicos aprendieron a divertirse con poco. Juntando bichos, flores o palitos, pintando piedras, amasando su propia pizza, dibujando. Y es también una terapia familiar donde los 4 nos conectamos sin interferencias y somos muy felices.

¿Ustedes? ¿Qué tal sus vacaciones? ¿Les gusta panza arriba o son inquietas como yo?
© taller mAnUfActA • Theme by Maira G.