SLIDER

Jugando con las washi tape - 3 DIY ATP

29.1.15

Este enero en Buenos Aires tuve la suerte de conocer personalmente a la bella Anabella de My washi tape. Ya la conocía a la distancia, porque ella vive en Italia y vende las in-cre-í-bles washi tape japonesas marca MT. Tengo algunas en mi colección que viajaron de su casa a la mía!!
Tuvo la genial idea de dejarnos a varias bloggeras / crafters / #nosécómollamarnos, algunas washi para que hagamos con ellas proyectos creativos. ¡Soy la primera! Y debo reconocer que me costó un poco inspirarme (se ve que necesito vacaciones). Al final no me pude decidir por uno, entonces hice 3 mini proyectos, sin grandes pretensiones y realmente aptos para todo público. Las washi tape tienen eso, con mínimo esfuerzo producen grandes cambios!!!

Tengo ya varios de estos tarros de Wepel que, claramente no puedo tirar y voy acumulando. Los reciclo para guardar distintas cosas pero cada vez que los miro pienso "qué feo es, le tengo que hacer algo". Bueno, por lo menos a uno, le llegó el momento. Es el que guarda pedazos de cintas de todo tipo y color (una confesión para que entiendan el nivel de reciclaje: a veces a las bolsas lindas que tienen lindas cintas / manijas, se las corto y las guardo). Esta washi tape (de las más anchas) me pareció que tenía una onda "costurero" y la combiné con otras con lunares en azul y verde.

 Un par de manos de pintura blanca + unas lindas washi tape = tengo "nuevo tarro guarda cintas" y sonrío cada vez que lo miro.

 El segundo proyecto es lo más fácil del mundo y claramente no necesita explicación. La anécdota es que con #marido siempre nos confundimos nuestras cajas de anteojos :p Como podrán ver en la parte superior de la foto, yo ya había hecho un intento de diferenciación haciendo unos dibujos con marcador blanco, pero ya estaban feos. Limpié con alcohol y elegí un trío de washi tapes para decorarla. Listo!

El último proyecto es mi preferido. Hace poco estrené especiero hecho por mí :)
Pueden ver en el primer estantes frasquitos de plástico (de salsa de soja) reciclados, que ahora tienen granas de colores. Y también se ven 3 frascos de vidrio con especies. Hasta antes de las washi tape pensaba que tenía que cambiarlos por mejores opciones. Ahora ya no :)

A los frascos de vidrio los decoré con una washi tape bien temáticas "cocina" que me dejó Anabella y les pinté la tapa con aerosol blanco.

 Ya que estaba (las washi son así ... uno empieza y no puede parar!) decoré también el lomo de mi cuaderno de recetas blogger. Sisi, tengo un cuaderno (un Rivadavia de tapa dura reciclado) exclusivo para las recetas que tan generosamente comparte la comunidad blogger, varias de las cuales ya están incorporadas a nuestro menú familiar. :))

 Y bueno, a esos pequeños de plástico también había que hacerles "algo" ...

 Ahora mi mini repisa está "re paqueta" y yo "re chocha" (se notó que tengo más de 40?)

Gracias miles Anabella por tu generosidad y por invitarme a jugar con las mágicas washi tapes!!!

Y, como todos los proyectos son taaaan fáciles y frugales, nos vamos a compartir al blog de Marce Cavaglieri.

¡Que tengan lindo fin de semana!

La puerta pizarrón inspiradora

22.1.15


Éste es un proyecto tan fácil, que casi no tengo nada para contarles. Sólo recomendarles que lo hagan. Yo lo tenía hace meses en mi lista de pendientes, y tenía las dudas de mi familia. Pero ahora, todos contentos. Y un pendiente menos en mi lista!! :)

Acá ven la puerta original. Lo primero que hice fue sacarle todos los herrajes. Darle una buena lijada. Limpiar el polvo con trapo húmedo. Encintar bien los bordes. Y pintar con pintura especial de pizarrón! Les recomiendo hacerlo con rodillo para que quede más parejo.

 Acá ya estaba lista para darle la segunda mano. Le dí tres en total.


Una advertencia importante: la pintura de pizarrón es adictiva. Van a querer pintar todo! Yo aproveché un resto de pintura y pinté una tabla de madera (que se convirtió en mini pizarrón), unos tutores donde ahora se puede escribir el nombre de la planta y 4 estrellas que fueron a parar a mi árbol de navidad.

 Le dí un par de días para que seque bien. Hice un boceto con lo que quería escribir y cómo lo quería escribir. Esta frase y la idea de la puerta pizarrón (aunque la ví en varios lados) la saqué de la casa de Lole. ¡Gracias por la inspiración Lole!

 La verdad es que fue un éxito y todos los que vienen a casa quedan encantados con nuestra puerta. Ya pasaron varias frases inspiradoras, que vemos antes de salir al mundo (para limpiar les recomiendo un trapo lo menos húmedo posible). La idea es que cada integrante de la familia aporte su frase.

Si tienen chicos también está bueno para que ellos dibujen con tiza (pueden hacerlo en la puerta de su dormitorio).

Y no se olviden, como en la cocina, el único secreto es hacerlo con el ingrediente mágico: aMoR.

Con este post las invito a sumarse a los Findes Frugales de Marcela Cavaglieri
A veces hacer un cambio en nuestra casa es muy fácil!!

¡No quiero guardar mi árbol de navidad!

9.1.15


Siendo 9 de enero, y ya pasado el día de Reyes, debería guardar mi árbol de navidad. Pero me resisto. Fue tan elogiado en mi familia y "admirado" en las redes sociales que le tomé cariño. Acá fue calificado como "el árbol más lindo que tuvimos" y como "árbol de mamá hipster". La familia política dijo que tenía que hacer en cantidad y venderlos ;)
Pero lo más importante es que yo disfruté mucho haciéndolo. Y haciéndolo con todas cosas que tenía en casa, sin salir a comprar nada. Todo hecho con mis manos.

En mi infancia pasábamos Navidad en la quinta de mi nona en General Pacheco. A mi mamá nunca le gustaron las flores y los árboles de plástico (manía que heredé). Cada año se las rebuscaba para crear algún árbol de navidad. Algunos años teníamos uno "de verdad", otros una rama, una vez uno hecho con cañas ... siempre originales, nunca artificiales.
Yo, en mi departamento porteño, no tuve demasiada opción y hace años compré un árbol de navidad de plástico. Pero debo confesar que no me gusta (mis hijos también heredaron la manía y protestan). El año pasado armé en el ficus del balcón, este año estaba encaprichada en que quería algo distinto. Tenía la idea de traerme una rama de la quinta, pero fue pasando diciembre y los astros no se alinearon para que ésto ocurra. ¡El 23 de diciembre no aguanté más y decidí "fabricar" mi propio árbol!


Herramientas en mano, fui a buscar los pallets que hace meses tengo en la terraza después de levantarlos de la calle (viste #marido que un día los iba a usar?!). Me puse a desarmarlos (fue más difícil de lo que pensaba, pero una batalla ganada) y separé varias tablas. 


Con la caladora las corté en distintas medidas para armar la forma del árbol. Tenía también un pedazo de madera, descarte de una obra, donde clavé los listones.


Las Fiestas solemos verlas en blanco, dorado, plateado, verde o rojo. Pero, ya saben, acá amamos todos los colores. Y también las cosas diferentes.


Así que a las maderas las lijé un poco, le dí algunos toques de color (cada una de un color distinto) y después blanco, decapado. Pero que se note bien la cosa rústica de la madera reciclada.





Lo apoyé sobre una puerta que también levanté de la calle (qué generosa es a veces la calle!), le puse piñas que tenía en casa, los renos que ya son amigos conocidos (nacieron la Navidad pasada y se quedaron a vivir con nosotros) y el día de su presentación oficial (el 31 de diciembre porque Nochebuena no pasamos en casa) tenía otros accesorios (de los cuales no tengo fotos!) como mini estrellitas brillantes multicolores, estrellas blancas en porcelana fría que hizo #hijamenor y unas ramas de lavanda. Y también vinieron de visita nuestros ya conocidos TiPiToS, que pueden ver en la primer foto deseando muy feliz 21015 y sosteniendo las estrellas souvenir para cada uno de los invitados.



Lo decoré con 4 estrellas que había pintado con pintura pizarrón cuando hice mi puerta (ya les voy a mostrar!), cada una con el nombre de uno de nosotros :) Y algunas estrellas de madera que pinté de blanco. Eso y las luces naturales. Nada más.


¡De noche y de día disfrutamos mucho de nuestro arbolito!

 

El eje temático de nuestra celebración fueron las estrellas, inspirada por esta bella frase de El Principito. Desde acá, va para cada una de ustedes el deseo de que encuentren la estrella que ilumine su camino y sea su guía. ¡Que tengan un muy feliz 2015!

Nota: para ver algo de nuestras Fiestas 2013 y más ideas handmade pueden ver: 

© taller mAnUfActA • Theme by Maira G.