SLIDER

La sillita amarilla y su feliz historia


Nora nos regaló la sillita amarilla cuando sus hijos crecieron, y los nuestros eran chiquitos.
¡Pero los nuestros también crecieron! Y la sillita quedó guardada. Son esas cosas de las que uno no se puede desprender. Porque les tiene cariño. Porque tienen historia. Porque son importantes. Porque son lindas, únicas y especiales!


Cada tanto está bueno hacer orden. Y revisar las cosas que uno tiene guardadas. Así volvió a aparecer la sillita amarilla. Y yo pensé que no se merecía estar ahí guardada. Que era justo que vuelva a vivir.

Claro que cuando la ví, y decidí volverla a la vida, tuve mil delirios creativos acerca de qué hacerle. Pero cuando le conté a Nora, me dí cuenta que ella la quería igual que antes (aunque me dijo que haga lo que quiera). Y yo justo venía muy inspirada con dos "amarillos" en los blogs de Ro y Lote 93.

 Estaba en bastante mal estado y sacar la pintura que tenía no fue fácil. Tuve que ponerle algunos tornillos que le faltaban y clavar un poco partes que estaban sueltas o flojas. 

 Me la llevé un par de veces conmigo a la quinta, para trabajar también el fin de semana. 
¡Persevera y triunfarás!

Llegó el día de su nuevo nacimiento. Ya estaba lista en la sala de operaciones.

Primero una mano de blanco.

 Y después varias del "famoso" amarillo.

 Las vueltas de la vida. Nora hace casi un año fue abuela. Felix está en el momento justo para usar la sillita amarilla. La misma donde se sentó su mamá. ¿No es lindo?

Nora va a hacer un viaje fugaz al pasado cuando vea a su nieto sentado en esa silla. 

 Así volvió a su hogar, después de haber estado varios años en el nuestro, un viernes a la noche.

 Felix tiene en la casa de su abuela un cuarto sólo para él. Afortunado Felix! Afortunada Nora!
Ahí quedó la sillita amarilla que era de su mamá (perdón, era de noche). Esperándolo a Felix.
¿Se sentará también dentro de unos años un hijo de Felix?

Adoro recuperar estas piezas únicas, especiales, con carga emotiva. No las dejes guardadas ... avisame y las volvemos la vida ;)

26 comentarios

  1. La sillita quedó hermosa, pero lo más importante es lo que simboliza, la continuidad de la vida como vos decís. Y seguramente tu hija y la hija de Nora apreciarán y honrarán esos gestos para que el futuro sea más humano y espiritual.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Awww ... qué lindo lo que decís Alicia! Me encantó! Muchas gracias!!
      Un granito de arena para un mundo mejor :))
      besos

      Eliminar
  2. Me encanto!!! No solo porque adoro este tipo de sillitas (lo sabes, ya use una de tus imagenes una vez!!) sino porque la historia es hermosa!!!!! Me encantaria poder dejarle algo asi a mi hijo!!!!
    Y como no puedo, quiza leh aga una para que el sea el comienzo de la historia!!!
    Besote Lia, me encanto!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claroooo, le tenés que hacer una vos, sin dudas!!!
      Muchas gracias Juli!!!
      besote!

      Eliminar
  3. Lía! Divina la sillita, divina la historia. Me imagino lo emocionante que debe haber sido para todos los involucrados, especialmente para Nora.

    Te dejo un beso grande, me encantó tu amarillo sol ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ro! Y gracias por la inspiración amarillo sol!
      beso grande

      Eliminar
  4. ay lia! que hermosa, ese color!!!!
    y cuando leí que volvió tan bonita, morí de amor!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. la verdad que "vintage" era linda también, pero para que la use un nene chiquito no daba.
      besos!

      Eliminar
  5. Ay qué lindo! con lo que amo las sillitas de chicos. Esta me vendría genial en mi colección, lástima que ya tiene dueña, igual, me alegra saber que tiene un hermoso destino!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin dudas Marce! Somos varias las que amamos las sillitas de chicos ... pero ésta está muy feliz de que un chico la use :)
      besos y gracias por pasar!

      Eliminar
  6. que linda historia! cuantas vidas tuvo esa sillita, y cuantas mas por vivir con ese nuevo amarillo!! nada mas lindo que recuperar muebles y objetos así! Me encantó! beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Vero, es un placer taaaan grande sacarla de la baulera y devolverla a la vida ...
      Gracias!
      besos

      Eliminar
  7. Qué lindo! larga vida a los objetos sentidos! que sigan pasando de generación en generación! hermoso trabajo! ♥ besotes!

    ResponderEliminar
  8. que linda historia Li!!!
    Seguro que un hijo de Feliz la va a usar.
    La foto de la silla desde abajo es genial :)

    Besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jejeje ... las cosas que miramos. el que la pintó antes que yo no le puso mucha onda ...
      gracias Meli!!!! beso grande!

      Eliminar
  9. Lia, que divina historia!!!!! como me gustan las cosas viejas por eso jajaja!!! y el amarillo... me encanta! pinte unos muebles en ese color y realmente quedan divinas, con mucha luz. Seguro Nora estara feliz! un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Anita! Es mi primer amarillo y me encantó!! Nora ... requete feliz y emocionada. Y yo ni te cuento!
      besos!

      Eliminar
  10. Lía, qué bonita te quedó! Ese amarillo es muy lindo, y creo que es increíble que vuelva ahora con el nieto de la dueña original. Bellísima historia!

    ResponderEliminar
  11. Que lindo Lia, siempre con historia y amor. Me imagino como habrás recordado a tus retoños y viajado en el tiempo mientras te dedicabas a ella. Beso grande :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pepi!!! Qué lindo "verte" por acá! Pongo mucho amor en cada cosa que hago, pero cuando además tiene historia ... es doblemente especial.
      beso grande :)

      Eliminar
  12. la sillita amarilla es realmente muy feliz :) feliz finde querida lí!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias linda Vero! tus comentarios siempre me alegran el alma :)
      feliz finde para vos también!

      Eliminar

gracias por tu visita!! feliz de recibir tu comentario :-)

© taller mAnUfActA • Theme by Maira G.