SLIDER

taller mAnUfActA al rescate


ésta es la historia de un mueble abandonado, tirado en la calle. 
que "cayó" en mis manos y tuvo una segunda oportunidad. una noche con llovizna, en el auto con toda la familia, camino a la casa de mi suegra. 
mi marido dice -en chiste- "uy, mirá ese mueble tirado en la esquina". "pará, pará, pará, digo yo -en serio-". y el santo paró. bajamos mis dos hijos y yo a buscarlo. el pobre estaba bien sucio y olía mal. y para colmo no entraba en el baúl del auto. todas las de perder. pero ya estaba todo dicho. el flechazo mágico entre él y yo ya había ocurrido. lo hicimos entrar. 
así llegó a casa {si, ya sé, estas fotos no son gran cosa, son sólo testimoniales}



 acá ya estábamos todos más felices {el mueble y yo}, disfrutando del solcito de la terraza y empezando a lavarnos la cara y sacarnos el feo olor.



le saqué los carteles que tenía en los estantes porque estaban húmedos y feos, y eran los principales causantes del mal olor. mucha lija, mucho pincel sacando polvo. pero poco a poco tomaba forma.


 lavada de cara de cabeza ...


  a pies


no tengo fotos de la etapa de pintado :( , pero les cuento: la madera de las patas no estaba del todo bien, por lo que decidí darle una mano de esmalte sintético blanco {para protegerlas un poco y no tener que barnizar}. pero lo vi "demasiado blanco"y volví a agarrar la lija y despintar un poco, para darle un look "gastado". la verdad es que ya estaba un poco cansada y le había dedicado muchas horas de trabajo. quería terminarlo! pegué en los frentes de cada estante un pedazo de papel para forrar cuadernos con lunares. el papel plastificado no es el ideal para decoupage, pero en esta ocasión me pareció que sería más durable, ya que no quería tener que barnizarlo.

y voilá! acá ya está bien instalado en el taller y repleto de cosas de punta a punta. super útil, sólido, lindo {al menos a mí me encanta!} y feliz de haber tenido una segunda oportunidad. :)

de frente.




 y de costado
¡hasta me sirve de perchero para el delantal!



el estante amarillo tiene los pinceles, algunos marcadores y todas las herramientas para cortar. ese corazón divino me lo hizo mi hija Emilia, y tapa una parte de la madera que estaba rota {hay que usar el ingenio!}
el estante naranja tiene las servilletas {y todos los pedacitos de servilleta, porque acá nada se tira}, y los marcadores de colores.


el estante verde tiene papeles lisos y estampados.
y el estante turquesa sostiene todos los pesados blocks de papeles importados {se aguanta todo!}


una mirada cercana del estante amarillo. porque los detalles importan.



  todos nos merecemos una segunda oportunidad ¿no?

6 comentarios

  1. Anónimo2/7/13 6:04

    me encanto ! que suerte tuvo el mueblecito de caer en tus manos !! besos Lia ! Andrea
    andreacardoso_27@yahoo.com.ar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muchas gracias Andrea!! a mí me encantó hacerlo.
      y gracias por pasar por acá!!!
      besos!

      Eliminar
  2. Me gustó mucho!...Felicitaciones.

    ResponderEliminar
  3. que divino!!!!!!!!!!!!!!!! morí de amor, realmente tuvo su 2da oportunidad! una genia Lia, lo re aprovechaste, te felicito! besos!

    ResponderEliminar
  4. si, si, me acompaña todos los días en el taller. y cada vez que lo miro, me acuerdo de cuando lo ví en esa esquina bajo una llovizna triste de anochecer de domingo.
    y ahora se lo ve feliz y contento!!
    gracias por pasar a visitarme y comentar!! :) :)

    ResponderEliminar

gracias por tu visita!! feliz de recibir tu comentario :-)

© taller mAnUfActA • Theme by Maira G.