SLIDER

historia de una transformación

Esta es la historia de la transformación de un banquito.
Y también de la transformación de una nena que crece para convertirse en mujer.

  Hace por lo menos un par de años mi hija Emilia hizo este banquito con sus propias manos, en base a su propia idea y creatividad. Eligió el diseño, los papeles, y lo hizo toda sola. Hasta el barniz.

Pero, como ya les conté acá, su dormitorio comenzó un período de transformación, paralelo a sus propios cambios. Y me pidió que le re decore yo este banquito. Lo quería todo con papel de diario. Yo encontré un papel de diseño (de mis preciados blocks de papeles importados, uno más lindo que el otro) que me parecía que quedaba bien con papel de diario. Le sugerí ponerlo en la parte de arriba y cubrir el resto con los diarios, para que no sea todo igual.


Lo más difícil era sacarle lo que ya tenía. Empezamos juntas con lija, cutter, a rasquetear con la espátula ... pero estaba tan bien pegado y barnizado que fue imposible. 


Fue un desastre y casi nos cortamos un dedo un par de veces.
Era hora de debutar con el removedor! Allá fui y puse manos a la obra.


Guantes, pincel y espátula. Me encanta probar materiales nuevos! Igual dio bastante trabajo, pero con paciencia y esmero lo logré (ya había quedado sola para esta batalla).

Así quedó después de la limpieza y una buena lijada, con su lila original. Acá ya le había pintado el borde color manteca, para después hacerle el decapado con marrón.


Empecé a decorarlo mientras ella se fue de viaje de egresados, de acuerdo a sus "instrucciones", para que lo encontrara "nuevo" cuando volvía.
 Así se lo podía ver en la mesa de trabajo, casi terminado y esperando el barniz. me pedía que le mande fotos y su alegría a la distancia multiplicaba la mía.


Me encanta trabajar con papel de diario. Desde el punto de vista "filosófico" porque me gusta mucho la idea de reciclar un material, re significarlo. Y desde el punto de vista práctico porque es muy "amable" para trabajarlo. Blando pero duro, maleable pero firme.
Como podrán ver, tengo papel de diario de todos los colores (tengo diarios de distintos países del mundo), lo que me permitió darle algo de color a pesar de la tendencia de mi "cliente" al blanco y negro.


Dedicatoria en la parte de abajo. Decidí dejar tal cual estaba esa cara del banco, para rescatar algo de su estado original, de su historia.


Las fotos en el verde me gustan mucho, mucho, mucho. Y este papel ... super lindo y original!!!


No podían faltar mis fotos "artísticas" entre las plantas :p


one more ... no hay belleza que supere la de la naturaleza ...

Resumen visual de una transformación.
Ella, feliz.
Y yo, feliz al cuadrado.

Les gusta transformar las cosas?
Es una de las cosas que me encanta de la técnica del decoupage, podés tener algo totalmente nuevo a partir de algo que ya tenías :-D


3 comentarios

  1. me encantó el resultado!!! quedó divino con tu sugerencia!
    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muchas gracias Vicky!
      y gracias por pasar de visita y comentar :)
      besos!

      Eliminar
  2. me encantó la combinación del diario con ese papel! quedó un amor! un beso

    ResponderEliminar

gracias por tu visita!! feliz de recibir tu comentario :-)

© taller mAnUfActA • Theme by Maira G.